Le llaman inglés genérico o inglés normal al que todos aprendimos durante la carrera profesional. Pero si cursamos satisfactoriamente todos los niveles, ¿por qué no entendemos lo que hablan los jefes la oficina? ¿Te ha pasado que no puedes comprender un documento interno? o ¿has sido testigo de estas situaciones generadas entre tus colaboradores?

 

El inglés de negocios es un complemento del inglés técnico, aquel que utiliza una terminología específica de acuerdo al área de conocimiento. 

El inglés de negocios es un complemento del inglés técnico, aquel que utiliza una terminología específica de acuerdo al área de conocimiento. 

 Hoy día el inglés de negocios o Business English es visto como una puerta de oportunidades a nivel personal y empresarial (para cualquier industria o sector)
por estos motivos:

1

Simular conversaciones en el entorno laboral previo a una interacción con profesionales extranjeros te dará mayor soltura e interpretarás correctamente lo que dice. Por si fuera poco, el inglés permite ampliar las redes de trabajo a nivel macro, pues de esta manera los negocios rompen fronteras y se internacionalizan.

1

Simular conversaciones en el entorno laboral previo a una interacción con profesionales extranjeros te dará mayor soltura e interpretarás correctamente lo que dice. Por si fuera poco, el inglés permite ampliar las redes de trabajo a nivel macro, pues de esta manera los negocios rompen fronteras y se internacionalizan.

2

Simular conversaciones en el entorno laboral previo a una interacción con profesionales extranjeros te dará mayor soltura e interpretarás correctamente lo que dice. Por si fuera poco, el inglés permite ampliar las redes de trabajo a nivel macro, pues de esta manera los negocios rompen fronteras y se internacionalizan.

2

Cuando aprendes practicando sobre formatos comúnmente utilizados en tu ámbito laboral, te haces competente. Por ejemplo, en los negocios las actividades habituales son atender llamadas de teléfono o videoconferencias, elaborar presentaciones ejecutivas, realizar viajes de negocios, participar en eventos empresariales, asistir a conferencias magistrales, responder correos electrónicos, hacer negociaciones y sostener entrevistas de trabajo, entre otras. Esto añade a la formalidad e imagen de tu organización.

3

Todas las situaciones laborales conllevan el uso de expresiones o palabras que llegan a desafiar las reglas de gramática que nos enseñaron en la academia, pero que son parte de la jerga profesional y adquieren un significado intraducible a nuestra lengua materna. A veces sólo podemos entender a través del conocimiento de otra cultura.

4

Facilita conocer las tendencias y avances en nuestro campo, de igual manera, acceder a recursos especializados. Tenemos acceso a conferencias, talleres, manuales, informes, reportes e investigaciones cuya versión en inglés es obligatoria para abarcar a más consumidores de la información.

4

Facilita conocer las tendencias y avances en nuestro campo, de igual manera, acceder a recursos especializados. Tenemos acceso a conferencias, talleres, manuales, informes, reportes e investigaciones cuya versión en inglés es obligatoria para abarcar a más consumidores de la información.

5

Aporta valor al negocio pues fortalecemos la actualización de nuestros colaboradores y por ende, hay un cúmulo de habilidades que elevan el prestigio. Esto hace un efecto dominó pues mejora tus ventas y trae beneficios a toda la compañía porque hay una mejor negociación con nuestro cliente.

Ahora bien, el hecho de aprender un idioma implica desarrollar las competencias lingüísticas que ya conocemos: hablar, oír, leer y escribir. Estos objetivos se enfocan al área profesional si tomas un curso de inglés especializado: con material didáctico adaptado, una metodología apropiada  y que considera el ritmo laboral.

 

¿Qué tanto aprendiste?

Realiza este sencillo test y obtén nuestro recurso gratuito: 10 Slang terms del sector automotriz